Parte 3: ¿Cómo podrían nuestros sistemas educativos responder a la crisis COVID? Una invitación a un movimiento global para transformar la educación

La amabilidad es la nueva normalidad en un mundo pos-covid

Una serie de 3 partes sobre el impacto de la crisis de COVID-19 en el sistema educativo de la India y una invitación a un nuevo movimiento global en educación: #WhatIf #KindnessIsTheNewNormal

Aspirar.

Exhalar.

Aspirar.

Exhalar.

(Repetir)

Kessler, el principal experto mundial en duelo, en un artículo reciente de HBR, describió las 6 etapas de pérdida que estamos experimentando en todo el mundo en respuesta a la pandemia. Él destaca que la incomodidad que estamos sintiendo es “pena”. Tanto sobre lo que está sucediendo actualmente, como el dolor anticipado que estamos experimentando porque el futuro es incierto. Esto, es en respuesta a una pandemia que en el último recuento, se ha llevado a un poco más de 200.000 vidas;  y seguimos contando.

Además de la “incomodidad” descrita anteriormente, que es el sentimiento más frecuente, agreguemos ahora la ansiedad de no saber de dónde vendrá su próximo alimento. Luego, el miedo a saber que si usted o alguien de su familia contrae el virus, no podrá pagar la atención médica. Después, el trauma de estar atrapado en casa sin contacto con su sistema de apoyo social, en medio de situaciones domésticas abusivas y debilitantes. 

¿Mencioné que también tiene 18 años o menos y vive al margen de la sociedad? Esto es lo que 130 millones de niños provenientes de entornos vulnerables de la India, están experimentando mientras lees esto. Esto es sin tener en cuenta que podría ser una niña y estar mucho más vulnerable, que sus necesidades estarían siendo ignoradas;  o un niño perteneciente a un grupo religioso minoritario que observa la comunalización de una pandemia global.

¿A dónde irás cuando todo esto termine? Si tienes la ‘suerte’ de no haber sido completamente desplazado por la pandemia, por fortuna irás a la escuela.

Pero, ¿qué tan preparados están las escuelas para responder a esta realidad?

A medida que esta realidad se hunde, te invitamos, ante todo, a no entrar en pánico. ¡Tomemos un respiro! ¡Hagamos una pausa!

Estamos ante una situación sin precedentes. Nadie tiene un mapa que nos señale en la dirección correcta. Todos hemos experimentado dolor y pérdida colectiva a un nivel global e inimaginable. Permitámonos una pausa. Dejemos que se hunda.

Y luego, cuando estemos listos para responder, preguntémonos cuál es la propuesta más compasiva que podemos hacer a nuestros hijos en estas circunstancias. ¿Es nuestro mejor paso adelante, descargar nuestra propia ansiedad de ‘pérdida de aprendizaje’ sobre ellos, o reconocer que quizás hayan aprendido la lección más difícil de sus vidas en los últimos meses mientras permanecieron en sus hogares?

A medida que comenzamos a ver los sistemas escolares como un elemento de apoyo para los estudiantes después de la pandemia, consideremos lo siguiente:

¿#Quépasaríasi las escuelas se convierten en el lugar que les permite a nuestros hijos volver a darle sentido al mundo?
¿#Quépasaríasi las escuelas son los espacios donde los niños tienen la oportunidad de  desarrollar su capacidad de resiliencia, la cual en el futuro, podría ayudarlos a encontrar la normalidad nuevamente?
En un mundo donde el distanciamiento físico será la norma, ¿#Quépasaríasi las escuelas enseñan a nuestros hijos que nuestra interconexión es motivo de celebración y no se teme?
¿#Quépasaríasi la escuela es el lugar donde tu bienestar es el resultado más importante?
¿#Quépasaríasi los sistemas escolares, los maestros y los padres de todo el mundo, eligen invertir en curación y compasión este año, y dejan de lado la ansiedad de completar un programa de estudios ya obsoleto?
¿#Quépasaríasi, en lugar de exámenes basados ​​en el aprendizaje de memoria, les preguntamos a nuestros estudiantes; si saben cómo ser amable el uno con el otro. ¿Saben cómo tomar decisiones que sean buenas para ustedes, su comunidad y el planeta? ¿Saben cómo colaborar y celebrar el éxito de los demás? ¿Saben cómo sanar?

Teniendo en cuenta cómo están diseñados actualmente nuestros sistemas escolares y sociales, esto no va a ser fácil. Sin embargo, este es el llamado más importante del momento.

Y si permitimos que este año sea el año en que nuestros hijos aprendan a sanar y ser amables: #Quépasaríasi #KindnessIsTheNewNormal. Esta es una invitación que estamos haciendo en nuestro contexto para transformar la educación. Tu #Quépasaríasi podría verse diferente.

Y,

Antes de hablar de un plan de 10 puntos sobre cómo hacer que esto suceda, invitamos a cada uno de ustedes a hacer una gran pausa, estar quietos, escuchar y admitir la emergencia. ¿Cuál es el #Quépasaríasi que deseas invitar a tu imaginación? ¿Cuál es el #Quépasaríasi que deseas cambiar en tu contexto: tu país, tu región, tu estado, tu ciudad, tu pueblo, tu escuela y tu familia?

Y cuando lo sepamos, podríamos responder y hacer un llamado a la acción con nuestro más alto nivel de compasión.

Inhala exhala. Inhala exhala. Repetir.

Escrito por;

Suchetha Bhat es CEO de Dream a Dream, una organización que trabaja para empoderar a los jóvenes de entornos vulnerables para superar la adversidad y prosperar en un mundo que cambia rápidamente utilizando un enfoque creativo de habilidades para la vida.

Vishal Talreja es cofundador de Dream a Dream, Ashoka Fellow y Eisenhower Fellow. También forma parte del equipo fundador de The Weaving Lab, Catalyst 2030 y Karanga. Vishal también forma parte de la Junta de Goonj and Partners for Youth Empowerment.

The Weaving Lab está fomentando el Movimiento Global y ahora está alojado en https://whatif-global.com/