¿Que pasaría si aprendemos a prosperar juntos?

Escrito por:  Ross Hall

COVID-19 nos ha recordado el hecho de que todos y todo es totalmente interdependiente. Ese bienestar personal, social y planetario está inextricablemente entrelazado; y que es a través de cada una de nuestras acciones que creamos nuestro universo. La forma en que salgamos de esta crisis estará determinada por miles y miles de millones de opciones cotidianas. Para avanzar hacia un mundo próspero y no hacia finales catastróficos, necesitamos vivir para el bienestar universal .

VIVIENDO PARA UN BIENESTAR UNIVERSAL

Vivir para el bienestar universal significa elegir y actuar, de momento en momento, para su propio bienestar personal, el bienestar social y el planetario juntos. Es una forma de estar en el mundo. Para vivir en pro del bienestar universal, necesitamos saber y hacer ciertas cosas, pero en los niveles más profundos debemos ser más empáticos, conscientes de sí mismos, presentes, abiertos; reflexivos, decididos, proactivos, valientes; auténticos, resistentes, amables, generosos; curiosos, creativos, imaginativos; adaptables, ingeniosos, atentos y sabios.

COLABORANDO

El virus también nos ha demostrado cuán volátil y compleja es la vida. COVID-19 es solo uno de la alarmante y amplia gama de crisis que enfrentamos ahora. Si queremos prosperar, debemos enfrentar una eterna y cambiante red de emergencias personales, sociales y ambientales. Estos problemas perversos no se resolverán sólo con competencia y heroísmo. Es necesaria una acción colectiva. Necesitamos suavizar nuestros egos, ser más cooperativos y ayudarnos los unos a los otros.

SER SISTÉMICO

Y necesitamos colaborar para un cambio sistémico positivo . Existe un lugar crítico para las soluciones a corto plazo que abordan los síntomas de los problemas. Sin embargo, necesitamos mucho más enfoque en soluciones preventivas a largo plazo que aborden las causas profundas de los problemas. Necesitamos transformar mecanismos sistémicos (políticas, procesos, etc.) y mentalidades . Solo cambiando la mentalidad podemos cambiar los comportamientos que animan nuestros sistemas y profundizan la calidad de las relaciones que nos unen.

VIVIENDO EN CONJUNTO

Vivir para el bienestar universal, colaborar y cambiar sistemas complejos que están en constante transformación, requiere un aprendizaje continuo y colectivo. Y debemos hacer esto en todas las escalas, desde lo local a lo global. Todos los barrios y redes deben aprender juntos para prosperar juntos. Necesitamos niños, adolescentes y adultos que aprendan a la par. Las escuelas no pueden hacer todo solas pero sí  juegan un papel esencial. A menudo están mejor ubicadas para llevar el aprendizaje a todas sus comunidades, conectando otros espacios con organizaciones para que la enseñanza, de manera intencional, ocurra en todas partes. Los sistemas educativos deben mutar hacia ecosistemas de aprendizaje en los que todos aprendan en conjunto, en y con la naturaleza para vivir en pro del bienestar universal.

COSTURA 

Crear y fomentar ecosistemas educativos requiere de un estilo de liderazgo que nosotros llamamos “tejido”. Tejer, es la práctica de cultivar comunidades que están colaborando, siendo sistemáticas y aprendiendo a prosperar juntas.  Mientras los tejedores propician espacios de aprendizaje dentro de sus comunidades, ellos también saben que son parte del sistema y que para transformarlo, deben transformarse. Tejer, es esencialmente el proceso de construir juntos un nuevo sistema. Para salir de esta crisis del Covid hacia un mundo más próspero, necesitamos olas de personas tejiendo con las comunidades, organizaciones y redes. Simplemente no podemos regresar a viejas formas de educar.

¿QUÉ PASARÍA SI HACEMOS UNA PAUSA JUNTOS?

Para muchas personas, el COVID-19 ha desatado la ansiedad de querer volver a trabajar rápidamente y solucionar nuestros problemas con urgencia. Pero existe el riesgo de que regresemos a viejas costumbres y, en última instancia, no podamos hacer lo mejor. Después de cualquier enfermedad, es necesario descansar y recuperarse. Creemos que antes de saltar directamente a la acción, nos beneficiaríamos si nos unimos… hacer una pausa juntos, respirar, reflexionar sobre nuestro pasado e imaginar un nuevo mundo.

Al hacerlo, ya sea junto con la familia, en círculo de amistad, escuela, comunidad, organización, red o cualquier otro colectivo, los invitamos a co-crear su propio #Whatif. El proceso de aceptar el #Whatif es un ejercicio de tejido que puede profundizar la conversación, la confianza y la alineación con propósitos compartidos. Un propósito compartido, conlleva a oportunidades, recursos y aprendizajes (que son las bases de las colaboraciones efectivas),  y a partir de ahí, estaríamos en camino de lograr un cambio sistémico duradero.

Para ayudarlos en este proceso, les proporcionamos un ejercicio de respiración y algunas preguntas orientadoras a continuación.

RESPIRAR

Para atraer toda la atención al momento presente, practique este ejercicio de respiración relajante:

  • Siéntese confortablemente con su espalda recta.
  • Coloque la punta de la lengua contra la cresta de tejido, justo detrás de los dientes frontales superiores y manténgala allí durante todo el ejercicio. Exhale por la boca alrededor de la lengua. Intente fruncir los labios un poco en caso de sentirse incómodo.
  • Exhale completamente por la boca, haciendo un sonido como de  silbido.
  • Cierre la boca e inhale silenciosamente por la nariz hasta un conteo mental de cuatro.
  • Aguante la respiración contando hasta siete.
  • Exhale solo por la boca, haciendo un sonido de silbido mientras cuenta hasta ocho.
  • Esta es una respiración. Ahora inhale nuevamente y repita el ciclo tres veces más para un total de cuatro respiraciones.
  • Si tiene problemas para contener la respiración, acelere el ejercicio pero mantenga los recuentos de 4–7–8 (exhale el doble de la longitud que la inhalación).

Reflexionar (sobre uno mismo, la sociedad y el planeta)

  • ¿Qué he aprendido de esta pandemia?
  • ¿De qué me he hecho más consciente?
  • ¿Qué quiero dejar de lado?
  • ¿Por qué estoy agradecido?
  • ¿Por qué estoy agradecido?
  • ¿Qué prácticas de bienestar he mantenido (o empezado) durante la crisis?
  • ¿Qué he detenido o cambiado?
  • ¿Cómo han cambiado las relaciones a mi alrededor?
  • ¿Cómo ha cambiado mi relación con la naturaleza?
  • ¿A qué comunidad pertenezco?
  • ¿Qué nuevas relaciones o comunidades he cultivado?
  • ¿De qué me he separado?
  • ¿Qué he notado sobre mi estado interno durante la pandemia?
  • ¿Cómo ha cambiado mi perspectiva del mundo?
  • ¿Cómo ha cambiado mi conexión con el mundo a través de esta experiencia global compartida?

Imagina (un mundo mejor)

  • ¿Qué depara el futuro para nuestros hijos?
  • ¿Qué tipo de futuro queremos?
  • ¿A qué tipo de sistema escolar queremos que regresen nuestros hijos?
  • ¿Cómo podemos aplicar lo que hemos aprendido de la pandemia a nuestros futuros sistemas?
  •  ¿Qué quieres hacer diferente?
  • ¿Cómo quieres ser diferente?
  • ¿Qué parece estar saliendo de la crisis?
  • ¿Qué estás empezando a hacer de manera diferente?
  • ¿Cómo ves a otras personas cambiando a tu alrededor?
  • ¿Cómo está tu familia?
  • ¿Quién quieres ser y cómo te imaginas estar más allá de esta crisis?
  • ¿Qué vale la pena preservar y qué vale la pena crear de nuevo?
  • ¿Qué quieres que tu familia y seres queridos recuerden de ti en esta pandemia?
  • ¿Cómo quiere que se recuerde esta crisis en el futuro?

El Weaving Lab es un ecosistema de aprendizaje global de líderes que están avanzando en la práctica y la profesión de tejer ecosistemas de aprendizaje para el bienestar universal.

Para más información, por favor visite www.weavinglab.org

*Ross Hall
Cofundador de The Weaving Lab, cuyo trabajo está enfocado en avanzar en la práctica y la profesión de tejer ecosistemas de aprendizaje para el bienestar universal.